Una nube negra de doping se cierne sobre la contrarreloj de la 5ta etapa de la Regata Internacional del Río Negro.

La 5ta etapa de la Regata Internacional del Río Negro, la etapa contrarreloj se vivió en total incertidumbre, la etapa más esperada para definir las reales probabilidades de cada embarcación para alcanzar el triunfo en esta regata se vio empañada al haber un positivo en las 8 muestras tomadas y se presume que es la correspondiente a unos de los hermanos Balboa líderes de la competencia.

La muestra para la contraprueba ya fue enviada a un laboratorio en Bahía Blanca y se espera que para el día sábado se tenga la confirmación definitiva. Por otra parte, Franco Balboa quien detenta el título de campeón mundial de maratón en el mundial de Sudáfrica del año pasado uno de los líderes de la Regata se mostró muy molesto cuestionando el procedimiento antidoping establecido por los organizadores ya que no cumple lo establecido por las normas internacionales en el sentido de tomar tres pruebas de las cuales uno se lo queda el palista, no haber presencia de médicos sino de un enfermero, frascos no lacrados, la toma en un baño químico y el resultado no duró ni cinco minutos lo que consideró una falta de respeto, por lo que espera que la contraprueba llevada a un laboratorio certificado demuestre que no hubo doping.

En el plano meramente deportivo los hermanos Balboa una vez más demostraron que no tienen rival en esta 42 Regata Internacional de Río Negro al ganar la quinta etapa, entre el campo de Mario De Rege y la balsa de Guardia Mitre, sobre una distancia de 32 kilómetros, de forma consecutiva convirtiéndose en un monólogo de esta pareja, en una etapa muy difícil ya que por ser una contrarreloj cada bote va sólo en el río por lo que han quedado a dos pasos de lograr el ansiado trofeo de campeones.

La pareja conformada por los más ganadores de esta regata (13 regatas en conjunto), Nestor Pinta y Martín Mozzicafreddo recuperan la segunda posición pero ya han empezado a sentir el peso de los años (ambos superan los 40 años) contra menos de 25 años que promedia el bote de los hermanos Balboa. El binomio ganador de la edición anterior, conformado por el esloveno Jost Zakrajsek y el español Federico Vega, regresó a la tercera posición luego de que en la etapa anterior había luchado a brazo partido para intentar ganar, lo que casi logran al ir liderando gran parte de la etapa pero no resistieron el embate final de los Balboa aunque siguen muy optimistas de dar el zarpazo definitivo en la última etapa que termina en Viedma.

Las damas siguen dando un espectáculo y la K-2 de Mónica Hernández y Ana Navarro no quieren conformarse con la segunda plaza por lo que apretaron el acelerador para intentar recortar la distancia que las separa de Aurora Figueras y Oceane Brindeau, pero éstas se esforzaron al máximo para que ello no ocurriera. En la K-1 Master A donde participa el venezolano Carlos Torres, el español Carlos Durán no se conforma con el tercer lugar y en cada etapa que pasa ha ido recortando distancias demostrando que la medalla de plata es posible siempre y cuando el venezolano no reaccione ante tal amenaza. Pablo Maffezzoli sigue en el primer lugar y ya puede empezar a presumir de su triunfo final. Mañana viernes será la sexta etapa entre Guardia Mitre y Campo Malaspina, que cubre treinta kilómetros de distancia y el sábado, la última, entre San Javier y Viedma.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here