Un vuelco total en la 2da etapa de la 53° edición de la Vuelta al Táchira en su arribo a la población de Borotá del Táchira. Hasta dieciseis minutos perdieron los favoritos al título.

Dicen que lo que hace más interesante al deporte a pedal es lo impredecible que en algunos momentos puede llegar a ser, premisa que quedó evidenciada durante este sábado con el vuelco total en la 2da. etapa de la 53° Vuelta al Táchira en bicicleta, en donde un grupo de más de 13 corredores escapados, tomó una sorprendente ventaja de tiempo sobre los líderes y terminó cristalizando la victoria en la figura del quiboreño Pedro Gutiérrez.

IMG_7732 (2)
Un grupo de más de 13 corredores escapados, tomó una sorprendente ventaja de tiempo sobre los líderes y terminó cristalizando la victoria en la figura del quiboreño Pedro Gutiérrez. Foto: Lotería del Táchira.

4 horas, 34 minutos y ocho segundos, fue el tiempo invertido por el pedalista al servicio del Banco Bicentenario-Gobierno de Yaracuy, quien gracias a su experiencia y trabajo ordenado con el grupo de fugados, saboreó un triunfo en el tramo de media montaña con 173 kilómetros entre Suripá de Barinas y Borotá del Táchira, el cual dejó en segundo y tercer lugar del día a Ángel Rivas (Banco Bicentenario) y Ronald González (Inversiones Alexander), ambos aliados de lujo en la conquista de la camiseta amarilla de Gutiérrez.

IMG_8152 (2)
4 horas, 34 minutos y ocho segundos, fue el tiempo invertido por Pedro Gutiérrez, el pedalista al servicio del Banco Bicentenario-Gobierno de Yaracuy, quien gracias a su experiencia y trabajo ordenado con el grupo de fugados saboreó el triunfo. Foto: Lotería del Táchira.

Y no es que se haya definido ya la disputa del giro andino, porque aún quedan ocho largas jornadas de emociones por delante, pero sí vale la pena considerar que casi nueve minutos es mucho tiempo cuando se habla de ciclismo, y quizá se le haya dado una jugada de jaque a las intenciones de triunfo de hombres como Yonathan Monsalve, Jonathan Salinas, Iván Sosa y José Serpa, entre otros, quienes a partir de mañana deberán reinventarse y sacar todas sus fichas en busca de volver a la batalla por la corona.

“Gracias a Dios y mi Divina Pastora se me dieron las cosas. Desde los primeros kilómetros de la etapa, específicamente después del primer tramo de llano, lanzamos una fuga que en trabajo terminó siendo fructífera. No soy un hombre de montaña, pero está claro que cuento con una ventaja importante para cuidar. La carrera apenas comienza, y ahora habrá que ver cómo se plantean las estrategias”, comentó en línea de sentencia Gutiérrez, que de más está decir va ser un duro hueso de roer en para quienes deseen despojarlo de esa camiseta amarilla.

Resaltar también en esta primera instancia dentro del estado fronterizo, la pasión que desde ya deja ver la afición tachirense por su Vuelta, la cual se apostó a lo largo de toda la exigente fracción, y aupó a todo el grupo de ruteros, quienes en la figura de Gutiérrez dejaron ver su agradecimiento con ellos, “el ciclismo venezolano ha tenido unos últimos meses complejos, sin embargo, aquí estamos, luchando porque nuestro deporte se mantenga. Por eso agradezco, en nombre de todo el pelotón, la presencia de tanta gente hermosa que en apenas dos etapas que llevamos de giro andino, nos han brindado su apoyo y compañía”.

Se viene el circuito

Sin tregua. La emoción de la carrera ciclística más importante de Venezuela volverá a vivirse este domingo, cuando se dispute la tercera jornada de la justa en un circuito llano entre las ciudades de Táriba y San Cristóbal, en donde los equipos aprovecharán la oportunidad para volver a barajar las cartas y jugar con la sorpresiva presencia del nuevo llavero de favoritos al triunfo final en cabeza del pedalista quiboreño.