Conocer Caracas corriendo es divertido ya que tiene mucho para darnos, y nosotras tenemos que estar dispuestas a rescatar nuestros espacios para aprender a conocerla y recorrerla

Fuí adoptada por la ciudad de techos rojos hace casi cinco años y desde que la pisé decidí apropiarme de ella y de todo lo que quisiera darme. Así que aquí les dejo mis lugares preferidos para conocer Caracas y correrla:

El Cortafuegos, el lugar ideal, el consentido, el preferido por los corredores caraqueños, por los maratonistas para sus largos, por los corredores de montaña por la superficie, el lugar perfecto para pocos o muchos kilómetros de fin de semana. La bienvenida es retante pero placentera, una subida de un poco más de un kilómetro que te lleva al verdadero punto de salida, el puesto de guardaparques de Lomas del Viento, donde hay una pila de agua que todos los corredores veneran. El cortafuego te provee hasta el puesto de guardaparques ubicado en la Quebrada de Chacaíto un recorrido de 5 km, lo que para todo corredor se convierte en una excelente pista de 10 kilómetros. ¿Con coche? ¡Si se puede! Si tu coche tiene las ruedas específicas para ese terreno aventúrate, procura ir acompañada y con una mini pañalera con “solo lo necesario”.

Los Próceres, su versatilidad lo convierte en el patio de los corredores para todo tipo de entrenamientos ¿Largos, intervalos o cuestas? ¡Todo es posible en Los Próceres! Su fácil acceso, seguridad y buen estado del lugar lo hace perfecto para correr con coches y  así conocer Caracas. Mi preferido es el circuito de El Laguito, con más de un kilómetro de caminera libre de bicicletas y llena de corredores y caminantes. También está el óvalo de Los Próceres que junto al espacio de los monolitos suman 1.7 kilómetros. Y para cuando estás sin coche ¡no hay límites! armas tu propio circuito.

Para los corredores de Caracas una buena opción es el Cortafuegos, en El Ávila, un recorrido en donde el paisaje y la hermosa vista te harán disfrutar aún más tu entrenamiento.
Para los corredores de Caracas una buena opción es el Cortafuegos, en El Ávila, un recorrido en donde el paisaje y la hermosa vista te harán disfrutar aún más tu entrenamiento.

Parque La Trinidad (conocido como Parque Vizcaya). Se convirtió en el punto de encuentro de los corredores de Baruta a lo que el tráfico les dificulta bajar al Parque Del Este, todas las mañanas hay mamás empujando coches, corredores de esos “duros” dando el todo en la subida hacia Los Samanes. La caminería tiene un kilómetro perfecto, no es totalmente plano y está en muy buen estado. Por lo angosto del camino de cemento se aconseja (y así debe ser) evitar correr o caminar emparejados, es decir uno detrás de otro, así le da chance a los que vienen a un ritmo diferente pasar sin necesidad del “por favor MUÉVASE”.

mamas runners en Viscaya
Todas las mañanas hay mamás empujando coches en el Parque Viscaya, corredores de esos “duros” dando el todo en la subida hacia la Urbanización Los Samanes.

La Lagunita, por su altitud, por el clima, por esa vuelta de 6 km que hacen placentero cualquier entrenamiento. Ahí, en esa caminería, desde la redoma hasta que termina la acera, comencé mi entrenamiento con coche. Los sábados hasta las 9am y los domingos hasta la 1pm el tráfico vehicular está restringido para que corredores, caminantes, ciclistas, y niños aprovechen la libertad de disfrutar nuestras calles.

¿Cuál es tu lugar favorito para correr? ¿Quieres conocer Caracas?

¡Cuéntame!