Los entrenamientos de fondo o “largos”, son imprescindibles para superar el muro.

Los entrenamientos de fondo o largos  tienen como objetivo el superar en duración y en cantidad de kilómetros los entrenamientos que realizamos de forma habitual a un ritmo lento y relajado, sin importar la distancia que estemos preparando, estos entrenamientos nos proporcionan confianza para vencer el “muro” o “pared”, dificultad que se presenta en la distancia de maratón sobre el km 32 y que nos derrumba física y psicológicamente.

 

Los entrenamientos de fondo o largos tienen una gran importancia psicológica, nos servirán para acostumbrarnos a correr durante más tiempo del que estamos habituados y de esa manera aumentar nuestra capacidad para tolerar los esfuerzos.  Correr durante una buena cantidad de tiempo, no es una tarea fácil de asimilar para nuestro cuerpo ni para nuestra mente,  y aunque para algunos,  son entrenamientos sumamente placenteros, para otros puede ser un sufrimiento que debe ser superado.

En los entrenamientos de fondo o “largos” todo es ganancia.

Las mejoras en nuestro cuerpo se sienten, la capacidad aeróbica mejora, ya que se desarrolla el músculo respiratorio. El corazón se hace más fuerte, porque trabaja más durante más tiempo para abastecer de flujo sanguíneo el cuerpo. Se gana fuerza y resistencia muscular y se enseña al cuerpo a utilizar la grasa como fuente de combustible, así ahorraremos glucógeno para el tramo final de la carrera.

Los entrenamientos de fondo o largos nos ayudan a superar esa barrera física y psicológica que es el “muro” en un maratón.

La llegada al “muro” para un atleta de Maratón se describe generalmente como la aparición de modo brusco y sin previo aviso de una bajada de rendimiento notable.

muro
Uno de los enemigos más temidos de los corredores de larga distancia es el conocido como muro de la maratón: un desfallecimiento o falta de energía brusco y repentino que se produce más allá de la mitad de la carrera, entre los kilómetros 30 y 35. Fotografía del film Run Fatboy run.

El ritmo que hemos mantenido bastante constante durante los kilómetros anteriores empeora drásticamente sin causa aparente, mientras que nuestro cuerpo siente un cansancio y fatiga que nos parece insalvable.  Si nuestra preparación ha sido la más adecuada, podremos cumplir con nuestro objetivo y llegar a la meta.

[clickToTweet tweet=”Preparamos el maratón en equipo pero, al final, el running es un deporte individual en el que cada uno de nosotros está solo, consigo mismo, y tenemos que ser capaces de cruzar la meta, de derribar el muro, de vencer los miedos ” quote=”Toparse con el muro es muy duro. Nos damos cuenta de que hemos preparado el maratón en equipo pero que, al final, el running es un deporte individual en el que cada uno de nosotros está solo, consigo mismo, y tenemos que ser capaces de cruzar la meta, de derribar el muro, de vencer los miedos, y de conseguir nuestro objetivo.” theme=”style4″]

Fotografías del film Run Fatboy run.