Cada vez que usamos una bicicleta estática, una elíptica o la cinta de correr le prestamos mucha atención a todos los datos de las máquinas del gimnasio convencidos de que son fiables, ¿lo son?

Por lo general aparecen recogidos los kilómetros, la velocidad, la resistencia o la inclinación en el caso de la cinta. También suele haber información sobre las calorías, algo que te llamará la atención. Seguro que te preguntas si son reales los datos de las máquinas del gimnasio.

Algunos de los datos que nos proporcionan estas máquinas se aproximan bastante a la realidad, sobre todo en lo que se refiere a frecuencia cardíaca. Ahora ya no hace falta colocar las manos en los sensores porque muchos de estos aparatos resultan compatibles con los pulsómetros y las bandas que se colocan en el pecho. Sin embargo no existe la misma precisión en cuanto a las calorías gastadas.

Datos para calcular las calorías

Salvo en los gimnasio más modernos, donde las máquinas te pueden solicitar algún dato sobre ti, en el resto, las máquinas no saben absolutamente nada de ti. Ni el peso, ni la altura ni tampoco la masa muscular. Toda esta información es necesaria para realizar el cálculo de las calorías que consumes en cada entrenamiento. Ten en cuenta que una persona muy delgada y otra con sobrepeso no perderán la misma cantidad de calorías aunque hagan los mismos kilómetros y la misma velocidad, aunque los datos de la máquina digan lo contrario. La mayoría de estos aparatos realizan los cálculos sobre un adulto normal con un peso de 70 kilos.

SOn reales los datos de las máquinas del gimnasio

No quema todo el mundo por igual

Dos personas no pueden quemar el mismo número de calorías porque las composiciones corporales son totalmente distintas. Además de la altura y el peso también hay que valorar otro aspecto como es la masa muscular. Lo más lógico es que queme más calorías la persona que tenga una masa muscular más elevada que una con un porcentaje de grasa mayor. De ahí la importancia de saber combinar bien los entrenamientos cardiovasculares con los de fuerza. Estos deben incluirse siempre en nuestra rutina aunque nos parezcan muy aburridos. Sobre todo porque resultan beneficiosos para la salud.

Calcular las calorías quemadas

Más que para quemar calorías, el deporte debe utilizarse para llevar una vida sana. Podemos adquirir un pulsómetro o una pulsera cuantificadora que nos permita ingresar todos nuestros datos o por lo menos el peso y la altura. Con esta información y la frecuencia cardíaca del entrenamiento será posible conseguir unos resultados más realistas de las calorías consumidas.

No hay que obsesionarse con las calorías, ya que a la hora de practicar ejercicio es una consecuencia y no el fin.

El deporte es necesario para sentirnos más a gusto y vernos mucho mejor. Pero a todo ello es preciso añadirle unos hábitos alimenticios saludables, en donde no tengan cabida los dulces, grasas y alcohol, además de un correcto descanso. Los expertos aconsejan que una persona adulta duerma al menos entre 7 y 8 horas diarias. Siguiendo estos pasos comprobarás una clara mejoría.

Nota original de OK Diario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here