Correr me ha enseñado a ser humilde ante los aciertos, consciente de los errores, a valorar y atesorar cada momento, a compartir con mis afectos y entender el esfuerzo en atención a la capacidad de cada quien.

Runing, footing, jogging, son los términos en inglés de uno de los deportes mas populares y que mas beneficios aporta a la salud, además es una disciplina inherente al ser humano, pues todos podemos correr con la excepción de aquéllas personas que padezcan cardiopatías severas o alguna patología o lesión que le impida hacerlo.

En términos generales correr aporta beneficios enormes a nuestra vida y en consecuencia a nuestra salud. Correr no solo mejora nuestro aspecto fisico, sino nuestra psique pues nos desconectamos de la rutina y al producir esas maravillosas endorfinas, mejoramos también nuestra autoestima.

Tres horas de ejercicio aérobico a la semana, es suficiente para prolongar la vida y para vivirla plenamente, en forma, alegres y sanos.

Hoy comparto la historia de Alvaro Perez-Segnini. El es un corredor empedernido, un duro, un hombre disciplinado y apasionado que ha sumado a sus hijos y esposa a esta actividad. En un momento crítico de salud, su pasión y fuerza le permitió superarlo y hoy es un hombre sano y lleno de vida.

Alvaro Pérez-Segnini
Alvaro Pérez-Segnini. Foto: Globovisión.

¡Oscuro! Algunos días hace frío, en otros solo existe la percepción. En el celular que está sobre la mesa de noche corroboro la hora; la misma de ayer y de la mayoría de los días de la semana en los que el reloj biológico me despierta. Cierro los ojos y los vuelvo abrir. El tiempo transcurre con sin igual celeridad. A esa hora, seis días a la semana, oscuro, cualquier excusa es buena para girar sobre el hombro y seguir en lo propio.

Alvaro Pérez-Segnini
Alvaro Pérez-Segnini durante una carrera.

Dispuesto, sin más demora, me incorporo e inicio la rutina que me espera. Percibo una sensación que acelera el ánimo, que me permite sobreponer los obstáculos mentales iniciales y me motiva a arrancar el día, a esa hora, a oscuras. Alistarme toma poco tiempo y ayuda a despejar las dudas. Tomo 2 vasos de agua fría antes de salir de casa.

Al llegar al punto de encuentro con los amigos, mentalmente, ya tengo una buena idea de la ruta así como de la estrategia del paso a marcar, los puntos de aceleración o tempo y dónde recupero a lo largo del circuito de turno.

Corremos en circuitos variados, sobre asfalto, entre 12 y 26Kms diarios, salvo los lunes de descanso y los domingos que tradicionalmente se corre largo (25 a 38Kms).

Correr no tiene lugar especifico, ni horario preciso, no requiere de equipos sofisticados (aunque los hay), no necesita de otros participantes; solo se requiere de un par de zapatos para correr y la disposición de hacerlo.

Es una actividad física de autopropulsión que me ha permitido conocer y potenciar, en todos los aspectos de la vida, la disciplina, la fuerza de voluntad, la capacidad, la resistencia física y mental, la estrategia, la paciencia, las emociones, a dar y tomar, a reconocer las debilidades y trabajarlas, a afianzar las fortalezas y saber valerse de ellas; sobre todo, correr me ha enseñado a ser humilde ante los aciertos, consciente de los errores, a valorar y atesorar cada momento, a compartir con mis afectos y entender el esfuerzo en atención a la capacidad de cada quien.

Correr en familia
Álvaro Pérez-Segnini, corriendo en familia.

Correr, directa o indirectamente, me ha permitido, consciente o inconscientemente, superar situaciones críticas de salud personal. Es una actividad que practicamos y compartimos en familia. Mi esposa y nuestros 5 hijos corren; cada quien lo hace a su ritmo y capacidad, en el horario y espacios que se lo permiten; algunos más constantes que otros; todos altamente competitivos consigo mismo que, al fin y al cabo, es con quien uno se mide.

Correr ha sido una constante en mi vida. Me inicié a los 11 años, corriendo en el equipo de “cross country” del Jr High School donde estudié, en el exterior. Sigo corriendo; solo aspiro y espero seguir haciéndolo durante los muchos años por venir. ¡Nos vemos sobre el asfalto!

Alvaro Pérez-Segnini R. es maratonista y triatleta activo, 58 años de edad. Ha completado más de 28 maratones (42Kms195mts) y un centenar de carreras (10Km-21Kms); Es Ironman Finisher y completado más de una decena de triatlones (en distancia 70.3 y Olímpica)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here