“No importa que el camino sea difícil, lo importante es disfrutar cada paso que se de para alcanzar el éxito”

María Victoria Carrasco, nacida en Caracas en 1953, la mayor de tres hermanas: María Esperanza y Ana María, dio sus primeros pasos sobre el agua a la edad de 10 años y compitió por primera vez a los 13 años y desde el año 1973 hasta su retiro en el año 1979 se mantuvo invicta, rompiendo su propio récord mundial en 4 ocasiones.

María Victoria practicó el esquí acuático, modalidad de figuras, una disciplina que hoy en día es casi inexistente en Venezuela. Fue una mujer pionera en llevar la bandera de su país a lo más alto de los podios a nivel mundial, dejando una huella imborrable en el esquí acuático mundial y por ello pertenece al salón de la fama de la Federación Internacional de Esquí Acuático desde el año 1999 y al salón de la Fama de Venezuela desde el año 1979.

maria_victoria_carrasco_maria_victoria_carrasco

Nombrada atleta del año del deporte venezolano en 1975 y entre las más importantes condecoraciones ostenta la Orden Francisco de Miranda. Luego de retirarse, abrió su propia fábrica de trajes de baños diseñados para atletas de alto rendimiento, AMC Sport Wear, C.A. expandiéndose posteriormente con una fábrica de uniformes deportivos y bordadora industrial, Comercializadora SJTV, C.A. Es presidente de la Federación Venezolana de Ski y Wakeboard desde el 2013 y ejerce la profesión de Live Coaching y Sport Coaching.

Durante años mantuvo una escuela de esquí en el embalse de La Pereza, en las cercanías de Caracas, pero los constantes problemas con el nivel del agua hicieron que desistiera. En su desarrollo como atleta, la ayuda de sus padres fue fundamental, sobre todo por ser un deporte considerado elitista que no recibía la necesaria ayuda gubernamental, pero para ella “para ser campeón hay que nacer. Hay un no sé qué, que se lleva en la sangre y te hace lograr la medalla de oro. Conozco muchos atletas que son mejores, pero cuando llega la competencia no logran medalla. Yo siempre quería esa medalla y siempre la logré”.

Hoy María Victoria nos deleita con su libro “La Vida en la profundidad”, cuenta que es una historia inspirada en una experiencia de vida, narrada desde un lugar del alma, donde lo irreal se convierte en real y donde lo imposible es realizable. “Es un relato, lleno de lecciones, historias y curiosidades, narrado por una joven de 16 años, rebosante de retos y sueños, quien fortuitamente encuentra su inspiración en las profundidades del mar, de la mano de un coach por demás extraordinario.

Este libro está dirigido a todos aquellos que desean encontrar su pasión y transitar su camino desde la perspectiva del cuerpo y alma. Es un texto que podría cambiar tu vida. A través de estas páginas conocerás una historia real sobre cómo consigue María Victoria Carrasco ganar su primera medalla de oro en un campeonato mundial de esquí acuático. Sin ser una autobiografía ni un texto de autoayuda, sí es un libro lleno de anécdotas personales y de herramientas útiles para recorrer con éxito nuestro propio paso por este mar que llamamos vida”.