Es usual dejarse llevar por la emoción al practicar deportes extremos, pero, por seguridad, la diversión no puede exceder a la precaución y por eso te damos estos consejos para una adecuada práctica sin riesgos

Hay personas más aventureras que otras, que buscan realizar actividades desafiantes y nada convencionales. Entre ellas se encuentran los deportes extremos, que se pueden practicar como pasatiempo o, depende del talento y la constancia, incluso transformarse en una carrera profesional.

Sin embargo, las disciplinas de este tipo conlleva una serie de riesgos que ponen en peligro la vida del atleta, si no se toman las medidas de seguridad. La adrenalina puede ser un arma de doble filo: te mantiene alerta ante situaciones de estrés, pero también te puede hacer actuar imprudentemente.

Por eso es que te damos unos consejos para practicar deportes extremos de una manera segura, sin quitarle la diversión a la hazaña que quieras realizar. La primera de ella es la motivación: estar seguros de que queremos hacer dicha actividad, o el miedo, que suele ser útil, se convertirá en el peor estorbo.

Una vez estemos plenamente seguros de que queremos hacer un deporte extremo, debemos tener una planificación adecuada, incluyendo obtener información sobre el tipo de disciplina que vamos a efectuar, el equipo y los límites que nos vamos a poner. Recuerda: seguridad primero.

Y como es una actividad física, es recomendable tener una buena preparación, la resistencia es necesaria para cualquier deporte, pero más cuando se realizan los que desafían los paradigmas. Por esto también es importante no practicarlo solo, ya que el peligro es muy real.

Experto
Un guía, experto o monitor siempre nos tiene que acompañar para brindarnos consejos y ayuda.

Ponerte límites, es mejor prevenir que lamentar. Recuerda: No eres Superman, y hasta Superman es vulnerable a la Kryptonita; el practicante de un deporte extremo es valiente, pero no vivirá para siempre si se convierte en un temerario, porque la imprudencia puede ser la peor de sus debilidades.

Los últimos tips se basan en tomar en cuenta las condiciones climatológicas, hacer caso a los expertos, descansar bien y alimentarse de una manera apropiada.

Vacaciones extremas

La temporada vacacional es el tiempo perfecto para practicar deportes extremos, tanto para niños, adolescentes y adultos. Sin embargo, también es una época donde se elevan los casos de lesiones, y en su mayoría se debe a personas que no toman en cuenta su seguridad al intentar divertirse.

Las precauciones nunca están de más cuando a la hora de emplear nuestro tiempo de esparcimiento, así que allí van unas recomendaciones de primera:

  1. No usar drogas o ingerir alcohol si se piensa practicar algún deporte extremo. Ya de por sí estas sustancias representan un peligro para la salud, pero el riesgo aumenta considerablemente si realizamos una actividad física, más una que requiere toda nuestra concentración.
  2. Tener todo el equipo y protección adecuada. Nunca vemos a un bateador sin su casco o a un futbolista sin sus canilleras. ¿Por qué un atleta o aficionado extremo va a tentar a la suerte al hacer una tarea aún más desafiante?
  3. Recordar todos los riesgos de la disciplina y sus límites al ejecutarla. Preparación, entrenamiento y prudencia.
  4. Nunca hacerlo solo, y que la persona que nos acompañe sea un experto o tenga experiencia previa. ¿Cómo nos puede ayudar en un momento de necesidad alguien tan ignorante como nosotros? ¿Le pediríamos a un abogado que nos practicara una operación de corazón abierto? Solo piénsalo.
  5. Recuerda: Hay que disfrutar al máximo las vacaciones, sin olvidar todas estas medidas de seguridad a la hora de realizar un deporte extremo.

 

 

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here