La guerra apenas comienza de cara al Campeonato Mundial Ironman Kona

La edición 2018 del Campeonato Mundial Ironman Kona, con la cual se pretende celebrar los 40 años de creación de esta competencia multideportiva, trae consigo una serie de detalles importantes como lo es la lucha sin cuartel por conseguir la clasificación para estar allí y buscar hacer historia en la franquicia deportiva internacional.

En  la actualidad, está de moda en el espectro político escuchar hablar de guerra de cuarta generación, sin embargo ese término, le cala como anillo al dedo en la preparación que se viene dando en los atletas que buscan ser protagonistas en el  Campeonato Mundial Ironman Kona.

Será el 13 de octubre, cuando la famosa isla estadounidense de Hawaii, reciba  esta dura competencia, sin embargo desde ya se oyen nombres masculinos cuyo desempeño a lo largo de sus vidas deportivas, los hace ser los llamados a ser protagonistas de primer orden para animar este festín atlético.

Así pues se asoman en la lista de favoritos el alemán Jan Frodeno, quien viene de ganar de forma categórica el Ironman de Frankfurt, y además tiene en su haber, la conquista en los 2015 y 2016, lo cual lo catapulta para tener la primera  opción al título mundial.

De Alemania saltamos a América, específicamente al Canadá, allí esta Lionel Sanders quien ha logrado varios triunfos entre ellos el de Samorin, siendo este el primer paso para seguir en su preparación con la esperanza puesta en el Campeonato Mundial Ironman Kona de este año.

Otros caballeros que retumban como principales figuras a buscar el campeonato de este año en “The Big Island” son  Patrick Lange campeón del año pasado, Sebastian Kienle y el más novato de todos, el español Javier Gómez Noya.

Te puede interesar: Ironman Kona sólo para súper atletas

El gallego quien debuta en Kona, y ganó ya su primera competencia de la franquicia internacional en Cairns, hace que su nombre sea tomando en cuenta para estar en ese pull de ases, y en ese sentido está haciendo una preparación enfocado en el maratón, segmento en el cual no le ha ido del todo bien, por lo que busca mejorar su tiempo.

Esta iniciativa del ibérico, ha encendido las alarmas de los demás favoritos y estos no han parado sus entrenamientos, tanto que si no están en competencia, están mejorando sus propias marcas o fortaleciendo las debilidades que se han observado en cualquiera de los segmentos que contempla la prueba.

Esta “guerra de cuarta generación” garantiza desde ya una estupenda competencia, digna de una celebración, como lo es la de los 40 años  del Ironman.