El atleta de 17 años será el exponente de la disciplina por el país anfitrión de los Juegos Olímpicos de la Juventud, que se realizarán en Buenos Aires en octubre de este año

Gerónimo Lutteral representará a Argentina en los Juegos Olímpicos de la Juventud Buenos Aires 2018 en la disciplina del kitesurf que practica desde hace cuatro años, aunque desde pequeño el joven de 17 años se enamoró de los deportes acuáticos, gracias a la influencia de su padre.

Fue en el 2014 que observó a unas personas practicando el kitesurf y se interesó por la actividad. “Pasó todo de golpe, me cambió la vida”, indicó el aludido en exclusiva con Infobae, “enseguida me puse a averiguar, hice un curso… Empecé recreativamente. Y un año atrás me metí en un campeonato”, acotó.

geronimo
Practica la disciplina desde hace 4 años.

El atleta nativo de la localidad de San Isidro se ganó el boleto para la cita de Buenos Aires, que se desarrollará en octubre de este año, esperando subir a lo alto del podio defendiendo la bandera de Argentina, país donde se realizó recientemente la Rip Curl Pro Argentina, de la World Surf League (WSL).

El kitesurf se caracteriza precisamente por mezclar la disciplina del surf con el wakeboard, windsurf y el parapente. “La sensación con la que describiría este deporte es… libertad”, indicó Gerónimo, quien obtuvo el cupo olímpico en la primera parada del Torneo de Centro y Sudamérica de la especialidad.

El evento se realizó la ciudad de Cabarete, República Dominicana, el pasado mes de enero, donde el argentino obtuvo el primer lugar en la división masculina. Para después participar en el selectivo TwinTip Racing, que se efectuó en Neuquén y el Río de la Plata.

Sus próximas metas son realizar sesiones de entrenamiento en Brasil y disputar el Mundial de Kitesurf en China en mayo, última oportunidad para los tripulantes de todo el mundo puedan conquistar su pasaje a los JJOO de la Juventud.

Pero antes de disputar este reto, Gerónimo Lutteral entrenará su físico a diario en el gimnasio y la parte técnica en la playa, sin olvidar los valores que inculca el deporte que ama.

“En el kitesurf se fomenta el compañerismo. Cuando hay un accidente, si tenés que abandonar la competencia para ayudar a un rival, lo hacés. He presenciado varios accidentes: en Dominicana, por ejemplo, una chica se cortó dos dedos”, advirtiendo sobre los riesgos que se corren al practicar la especialidad.

No obstante, Lutteral no titubea ante la adversidad, y tiene entre ceja y ceja el objetivo de conseguir la preciada medalla en el evento de Buenos Aires. “Me encantaría ganar una medalla”, aseguró.