Cinco veces campeón del mundo (2008, 2010, 2013, 2014, 2015), en 2018 decidió afrontar nuevos retos

Javier Gómez Noya develó su gran reto para la temporada 2019/2020 en el transcurso de un desayuno celebrado con los medios de comunicación en la sede de Banco Santander en Madrid en días pasados.

«He decidido volver a las distancias cortas y a las series mundiales para tratar de clasificarme para Tokio. Soy realista también, después de un año alejado del circuito mundial de distancia corta, quiero ver cómo respondo en distancia olímpica. Si me veo competitivo, que espero que sí y para ello trabajo, trataré de buscar la clasificación para los Juegos. No quiero ir a Tokio por ir, ya he estado en una cita olímpica… Participar no es una motivación, quiero estar luchando con los mejores por los medallas», comentó el español, de 35 años, en un desayuno organizado por el Banco Santander y después de entrenarse por la mañana en la Blume.

Lectura recomendada: Javier Gómez Noya ¡Inmenso! se corona Campeón Mundial de medio Ironman

El cinco veces campeón del mundo y plata en Londres 2012, ansía ahora sacarse la espina de Río 2016, tras su desafortunada baja a un mes vista de la última cita olímpica al fracturarse el brazo izquierdo en una caída en bicicleta.

«Por lo menos hasta junio me centraré de nuevo en la corta distancia y haré las Series Mundiales. En primer lugar para ver cómo estoy, porque tras un año en la larga distancia no se sabe, y después con el objetivo de clasificarme para los Juegos Olímpicos». En su regreso a la ITU, Javier Gómez Noya tiene prevista su participación en las pruebas de Bermudas, Yokohama y Leeds, pero no estará en Abu Dhabi. «¿Si firmo el bronce? Aunque una medalla es un gran resultado, no lo firmo porque un deportista ha de aspirar siempre al máximo. Así que no hay que pensar en bronces sino en lo máximo y el oro sería el colofón a mi trayectoria».