La Unión Internacional de Triatlón (ITU) comunicó este miércoles que no hubo doping en el caso del sudafricano Henri Schoeman, bronce en los pasados Juegos de Río de Janeiro, de cualquier infracción antidopaje como se había especulado.

Schoeman, de 26 años, finalizó la prueba por detrás de los británicos Alistair y Jonathan Brownlee, pero su nombre había aparecido la semana pasada en una serie de correos electrónicos de grupo ‘Fancy Bears’, el grupo de ‘hackers’ que desvela posibles casos de doping ocultados por la Agencia Mundial Antidopaje (AMA), en los que se aseguraba que el triatleta había dado positivo por ‘Prednisolona’, un esteroide prohibido.

No Hubo doping dice ITU Henri Shoeman
“La ITU ha sido informada de acusaciones que involucran una prueba positiva de Henri Schoeman durante los Juegos Olímpicos de Río 2016”, dijo la federación en un comunicado. “Inmediatamente inició una investigación, en plena cooperación con el atleta”.

La Unión Internacional de Triatlón (ITU) informó que el ganador de la medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Río 2016, el sudafricano Henri Schoeman, jamás tuvo un resultado analítico adverso en su control antidoping y no utilizó el esteroide prednisolona como se comunicó la semana pasada a través de correos electrónicos enviados por Fancy Bears, un grupo de hackers que asegura revelar las trampas ocultas por fraude e inacción de las autoridades.

A través de un comunicado oficial firmado por la dirigente española Marisol Casado que ejerce su segundo mandato consecutivo como titular de la International Triathlon Union (ITU), se destacó públicamente del representante olímpico sudafricano de veintiséis años, Henri Schoeman, por prestar su plena colaboración facilitando toda la información requerida en esta investigación que se llevó a cabo junto al Comité Olímpico Internacional.

“Jamás incurrí en doping, siempre basé mis resultados en el entrenamiento sin recurrir a sustancias ilegales, seguiré esforzándome para representar a mi país en los Juegos de la Commonwealth en abril próximo y en las Series Mundiales de esta temporada 2018”, añadió Schoeman.

El grupo ruso de espionaje informático Tsar Team (APT28), también conocido como “Fancy Bears”, está detrás de la piratería de la base de datos del COI y la Agencia Mundial Antidopaje (AMA), que llevó a la divulgación, en varias oleadas a finales de 2016, de información médica confidencial sobre más de cien atletas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here