Con la curva de contagios por coronavirus estabilizada y sin contagios locales, se disputó una carrera de 6 kilómetros en Chengdu, capital de la provincia de Sichuan

En China, la curva de contagios de coronavirus comenzó a descender, y con la satisfacción de no estar padeciendo de casos autóctonos, algunas actividades volvieron al ruedo, como por ejemplo, las visitas a los museos.

Dentro de las actividades deportivas, el running volvió a tener una carrera. Fue una competencia con casi mil inscriptos, y un circuito de 6 kilómetros en Chengdu, capital de la provincia de Sichuan, al suroeste del país.

Te puede interesar leer: Se posponen los Juegos Olímpicos Tokio 2020 por COVID-19

El Chengdu Panda Mini Maratón tuvo a runners del distrito de Dujiangyan, que ha reportado cero casos, y en la largada hubo una particularidad, se vio a casi todos provistos de mascarillas.

Todos los participantes debieron exhibir sus certificados de salud, y fueron sometidos a controles de temperatura antes de participar.

Al mismo tiempo, para mantener la distancia entre competidores, los corredores se dividieron en 10 grupos, que partían cada dos minutos