Hoy en día gran número de personas se dedican a correr, a participar en carreras, ya sean en asfalto o en montaña, y muchos de ellos, según marathonranking.com más del 60% de ellos se entrenan solos, no importa el motivo, entrenan sin entrenador. Yo soy uno de ellos y por eso quiero compartirles mi experiencia al respecto.

Correr sin entrenador no es nada fácil, tienes el riesgo de lesionarte, sobre entrenarte o lo contrario llegar sin la preparación adecuada, pero las ganas de correr siempre superan cualquier obstáculo que te impida hacerlo y por ello te sugeriré lo siguiente:

1.- Conócete: Para mí es lo más importante, debes conocer tu cuerpo y tus limitaciones, tal como decía el actor Clint Eastwood “Un hombre debe conocer sus limitaciones” y es esta una de las ventajas que se puede tener al entrenar solo y no con un entrenador, ya que este no necesariamente logre conocer tus fortalezas y tus debilidades pero tú si, y para ello siempre lleva un diario de tus entrenamientos, de lo que haces, cuando te enfermaste o lesionaste y así podrás obtener información de tus errores. También podrás comparar entrenamientos con años anteriores y comparar cuál te dio mejores resultados.

2.- Disciplina: Esto es importante y es a veces lo más difícil de lograr porque no necesariamente naces con disciplina, la debes ir alimentando, entrenando, fortaleciendo, superando, ese choque entre lo que quiere tu mente y lo que quiere tu cuerpo, a veces llegas del trabajo, del colegio, de la universidad cansado y crees que no puedes entrenar, pero al obligarte a hacerlo te darás cuenta que tu fatiga era mental y no física, y hasta te sentirás mucho mejor y descansado.

correr sin entrenador (2)
Sí para un entrenador y su equipo resulta difícil lograr acertar con la mejor manera de entrenar a su atleta, más difícil puede resultar para aquellos corredores que corren solos y que buscan exactamente lo mismo que un profesional: obtener mejores marcas .

Lo importante para superar ese bloqueo mental, ese fastidio que te da a veces el salir a entrenar es dar el primer paso, cámbiate de ropa, prepárate para correr y obliga a tu mente a decir: ¡voy a correr, no estoy cansado!, y da ese primer paso, luego verás cómo cambia tu vida.

3.- Estudiar: Toda persona que entrena solo, debe leer mucho sobre entrenamientos, fisiología del deporte y cualquier libro que se te atraviese que hable sobre deporte, ya que al final te convertirás en un cuasi entrenador. No dejes de hablar con otros atletas y entrenadores, ya que el intercambio de información te irá alimentando en tu conocimiento de cómo entrenar solo. Un consejo final, atrévete, desafíate y sal a correr.