El Paciente 0 de Coronavirus en Italia y en Europa así es conocido Mattia Maestri es un corredor del pueblo de Codogno, a 45 KM de Milán, ha contado su historia y cómo luchó para superar la enfermedad a lo largo de dos meses en el hospital incluyendo 20 días en coma

El Coronavirus ha sido considerado pandemia por la OMS debido a su impacto en todo el mundo. Este virus a paralizado al mundo entero en todo los sentidos.

Mattia Maestri es un corredor Italiano que el pasado 21 de enero se contagió de Coronavirus en una cena de unos amigos, Maestri estuvo 20 días en coma a causa del virus.

Mattia durante el mes de febrero corrió dos carreras populares y jugó un partido de fútbol con su equipo amateur, antes de ser ingresado con pronóstico grave en un hospital.

Nacimiento de una hija, muerte de un padre

Puedes leer: ¿Te odias por aumentar de peso y no hacer ejercicio?

“Durante mi estado de coma soñaba la antecámara de la muerte. Creía estar muerto. Me ha salvado mi hija. Ahora por delante veo el sol. La pandemia me ha transformado en un símbolo de Europa”, comenta Maestri para la revista y medios de comunicación.

Mattia es un apasionado del running, también es licenciado en Ciencias alimentarias e investigador de la multinacional Unilever. De hecho, en el reportaje que hizo a los medios se ve al primer contagiado de Europa practicando de nuevo su gran pasión, mientras cuenta la cruz que llevó esas semanas donde estuvo totalmente fuera del juego. “Yo me encontraba bien, físicamente en forma, como siempre. Tuve fiebre y fui al servicio de urgencias. Los médicos me diagnosticaron una ligera neumonía, para curarla en casa con antibióticos”.

Desconocimiento total

“Los médicos no comprendían lo que yo tenía. A mi mujer le preguntaron de todo. Ella contó de una cena con un amigo mío que había regresado de China desde hacía semanas y que siempre estuvo bien. Esa cena fue un milagro, porque, si bien mi amigo no había contraído el virus, despertó la intuición de la anestesista. A 20 de febrero, el COVID-19 no había contagiado oficialmente a nadie en Europa. Entonces yo, que soy joven y deportista, me encontraba a punto de morir. El que se descubriera en mí el virus ha permitido no solo salvarme a mí. Desde ese momento se pudo diagnosticar el virus a miles de personas y comprender por qué tanta gente estaba muriendo”, describe Maestri.

“Perdí el conocimiento en Codogno (en el hospital) pensando que tenía una simple neumonía y me desperté después de 20 días en el hospital de Pavía. Era anónimo. La pandemia me ha transformado en un símbolo en Europa. Mi experiencia es increíble”, añade Maestri que ha sido padre recientemente y pudo ver dar a luz a su esposa. “Cuando estás para morir, no puedes racionalmente resistir. Pero creo que la inminente llegada de Giulia ha multiplicado mis energías físicas. No podía marcharme mientras ella estaba llegando”. Al mismo tiempo su padre fallecía. “Era el 19 de marzo y lo llamé con el teléfono móvil desde el hospital. Era el día del padre y quería felicitarlo. Respondió mi madre y lloraba. Así descubrí que había muerto”.