Hay más de 23 estaciones para todos los gustos, excelentes pistas de esquí y trineo, divertidos parques de nieve ¡El invierno en la República Checa no te dejará holgazanear!

Para quienes andan en plan familiar, de vacaciones, y aún mas, para los amantes de las verdaderas emociones y la adrenalina, la República Checa ofrece el encanto del invierno y la fina nieve que caracteriza a sus estaciones de esquí. Esta hermosa nación de la Europa Central, llena de una rica historia, se prepara en invierno como en cada estación, para sorprender gratamente a los visitantes con muchas novedades; tales como hoteles, restaurantes y cafés encantadores, situados directamente en las pistas de esquí hasta rutas especiales para alpinistas de esquí (como en las montañas Šumava y Krkonoše!).

Montañas checas con Skipass

Czech Skipass es un boleto de temporada único que abre los tornos de 175 sillas y remontes en las principales 23 estaciones de esquí checas. Puede utilizarlo para visitar las estaciones de esquí más populares como Špindlerův Mlýn, Lipno, Klínovec, Monínec y muchos otros. El precio básico es de 11.000 coronas checas; los niños pagan una tasa reducida de 8.000 coronas. También hay tarifas especiales para personas mayores y jóvenes hasta la edad de 18 años.

Monínec tiene la temporada de esquí más larga

Monínec es una popular estación de esquí cerca de la capital de Praga. Gracias a la tecnología de que disponen es posible que los visitantes puedan disfrutar de un prolongado período de nieve desde octubre a marzo.

La estación cuenta con dos pistas de esquí rojas, 1.200 y 600 metros de largo, un parque de nieve y una pista Funline.

República Checa Monínec
En Monínec han encontrado cien formas de matar el estrés y el aburrimiento!

Sobre este complejo deportivo y recreativo se habla con hipérbole ligera que es como los Alpes pequeños en el corazón de la República Checa. El pico más alto del lugar, Javorová skála, alcanza “solamente“ 724 m sobre el nivel del mar, pero sobre la región no se dice en vano que es Siberia checa. La nieve natural y artificial se mantiene en Monínec aproximadamente 100 días al año y figura como el Centro de esquí más cercano en el circuito de cien kilómetros alrededor de Praga.

El imán de esquí es la pista bastante ancha, con la longitud de 1.200 m, con la telesilla de cuatro asientos, con el desnivel de más de 200 metros y con la bajada paulatina. La pista está cubierta en toda su longitud con la nieve artificial e iluminada para el esquí nocturno. En la parte superior del complejo está una pista más corta para los principiantes y para la escuela de esquí con su propio remonte. Aquí encontrarás incluso la pradera infantil con el remonte de cuerda, alquiler, servicio de mantenimiento y la tienda con el equipamiento deportivo.

República Checa Monínec
El complejo deportivo y recreativo Monínec se encuentra al sur de Praga cerca de la ciudad de Sedlec-Prčice.

Entretenimiento para toda la familia en la estación de esquí de Lipno

La estación de esquí de Lipno es un lugar ideal para entretener a toda la familia, incluidos los que no esquían. Mientras estés disfrutando de las pistas de esquí de primera clase con 11 kilómetros de longitud, tus pequeños pueden divertirse en los campos de entrenamiento para niños en la parte superior, programas de animación y pista de trineo. Los niños mayores de 10 años apreciarán las pistas de esquí y los parques de nieve. Toda la familia puede descubrir la belleza natural de la región en la cercana pasarela Treetop o disfrutar de la diversión en Aquaworld Lipno.

Špindlerův mlýn – vacaciones de invierno de la más alta calidad

Špindlerův mlýn no sólo es un popular complejo de montaña, sino también un lugar con una vida social rica donde incluso los huéspedes más exigentes pueden encontrar entretenimiento. La estación de esquí, repartida en cuatro montañas, ofrece pendientes de calidad de varias dificultades, decenas de kilómetros de pistas de esquí de fondo y parques de nieve para principiantes y profesionales. Cuenta con centros de bienestar/spa y hoteles locales con gran encanto. Podrás divertirte en el Aquapark Špindl, practicar parapente o montar un todoterreno, o disfrutar de la lujosa gastronomía local. La temporada de invierno comienza el 9 de diciembre de 2017.

Descubre más de la República Checa, tierra de historias, en www.czechtourism.com.