Eliud Kipchoge ha adoptado 50 hectáreas de tierra forestales en Kaptagat, Kenia muy cerca de donde se reúne para entrenar con sus compañeros

Kipchoge hace esto y deja un mensaje de humanidad muy claro «restaurar el bosque y entregárselo a nuestros hijos y nietos cuando esté intacto es el mejor regalo que podemos darles».

El plusmarquista olímpico también agregó en la entrevista realizada por Standard Media que sentía una obligación humana «proteger lo que nos aporta aire limpio, agua clara y es un terreno perfecto para el entrenamiento de nuestros atletas». «La velocidad a la que perseguimos los premios en los campeonatos debería ser la misma que cuando buscamos prevenir la pérdida de bosques».

Estas 50 hectáreas de tierra serán usadas para plantar árboles y así restaurar la cubierta original y conservar las áreas de captación de agua.

Más noticias: La Euráfrica Trail se celebrará solo en Andalucía

En Kenia hay un objetivo de aumentar el 10% de cobertura arbórea dentro de dos años y Eliud ha negociado la adopción del servicio forestal del país. El plan es que en las próximas dos semanas se pueda elevar una torre agua para poder regar los árboles que se han plantado hasta el momento.

Kipchoge nos ha dejado ver más de una vez su lado humano, lo comprometido que esta con ayudar a su país a avanzar como nación y ayudar a los más desfavorecidos de Kenia, hace tan solo una semana lo veíamos repartiendo ropa y alimentos a los atletas que no la están pasando nada bien en su país a causa de coronavirus, todo esto trabajo voluntario que está haciendo no lo ha apartado de sus entrenamientos, Eliud sigue con la esperanza de competir este año, de no poder competir el 04 de octubre en Londres, ya ha mencionado que la posibilidad de competir por primera vez en el Maratón de Valencia, que está pautado aun para el 06 de diciembre.