Spartan Race Verbier-Suiza, una carrera llena de barro y obstáculos

La Spartan Race un nuevo formato de carreras de obstáculos ha llegado para quedarse: una carrera llena de barro y obstáculos en donde Venezuela dijo: Presente.

Que misterio puede haber o qué interés puede tener una carrera donde el competidor tiene que atravesar charcos de lodo, arrastrarse bajo alambres de púas, cargar pesos, subir cuerdas, escaleras, atravesar cortinas de fuego y que hoy en día está causando tanto furor a nivel mundial que, hasta organizan su propio Campeonato Mundial y los organizadores esperan lograr que sea aceptado como un deporte olímpico.

Joe De Sena, un exitoso comerciante financiero de Wall Street, triatleta y ultramaratonista acompañado de Andy Weinberg y Julian Kopald, buscaban un desafio que llevara a los atletas a su máxima exigencia pero que también atrajera a las masas por lo que en el 2010 nace la primera Spartan Race en Vermont (Estados Unidos).

Articulo recomendado: Gatorade Caracas Rock llega a su mayoría de edad

Fue una idea tan innovadora y tentadora que la demanda por participar fue creciendo por lo que, una vez establecida su reglamentación, se expandió por el resto del mundo.

Para Joe De Sena la Spartan Race «te ofrece desafíos extremos y no puedes saltarte ninguno», ya que quien no sea capaz de superar alguna prueba será castigado con más ejercicios, porque en esta competición el tiempo es muy importante y se contabiliza en un ranking como en cualquier deporte.

Una de las innovaciones implementadas es que cualquier participante puede obtener una medalla “Trifecta” después de completar un Spartan Sprint (más de 3 millas de carrera de obstáculos, más de 20 obstáculos), el Spartan Super (más de 8 millas, más de 25 obstáculos), la Bestia espartana (más de 13 millas, más de 30 obstáculos) en un año calendario, en cada carrera además de la medalla de finisher, adjuntan un tercio de medalla hasta completar las 3 carreras.

Venezuela estuvo presente en la primera Spartan Race en Verbier, Suiza, con Melanie La Tour que, a pesar de estar enferma, salió con determinación y completo el difícil circuito “Super”, con un trazado por las empinadas montañas de Verbier en 4 horas ubicándose en la posicion 74 en su categoría.