Si has dejado de correr con unas zapatillas viejas y has comenzado a correr con otras nuevas, sentirás la diferencia en el tipo de pisada, la comodidad, el peso e incluso alguna posible molestia

Cuando llega el momento de cambiar de zapatillas, debemos saber que necesitamos de un período de adaptación.

Cuando estas acostumbrado a correr con unas zapatillas, estas se «amoldan» a tu pisada y estilo de carrera.

Comenzar a correr con unas nuevas zapatillas cambiará mucho las sensaciones, incluso la manera en que tus músculos o articulaciones trabajan, por eso, si cambias de zapatillas, debes de tener un período de adaptación.

Lee sobre Corredores: Lesiones de Pie y Tobillo

Lo recomendable es usar durante un tiempo los dos pares de zapatillas. Por ejemplo, con las viejas los fondos y con las nuevas puedes empezar por hacer rodajes más cortos de entre 4 y 6 kilómetros: así minimizas el número de impactos con esta nueva situación, evitando posibles dolores o pequeñas lesiones.

Puedes utilizar las nuevas zapatillas para andar o utilizarlas más de diario, ya que el impacto no será tan fuerte, pero así iras amoldandola a tu forma de pisar y adaptándote a la nueva zapatillas.

Si estas acostumbrado a correr más de 30 o 40 kilómetros semanales y cambias de zapatillas, lo normal es que aparezcan molestias o no rindas de igual manera. Por eso, necesitas de un período de adaptación hasta pasarte totalmente a las nuevas zapatillas.

A la hora de empezar a correr con las nuevas zapatillas, debes usarlas en los días que vayas a hacer entrenamientos más cortos y menos intensos, para ir incrementando poco a poco tanto la distancia como la intensidad y acostumbrarse a estos.

Algo que tampoco debes hacer es estrenarte unas zapatillas el mismo día de la carrera, estos comos muchos otros elementos involucrados en el running como los geles, ropa, lentes, audífonos y muchos otros más deben ser probados con antelación a la carera, ya que correr es una prueba de exigencia que amerita tranquilidad y comodidad, no querrás pararte en plena carrera a cambiarte los zapatos o tener que retirarte.