El cross country retornó en los III Juegos Olímpicos de la Juventud-Buenos Aires 2018, la última vez que se hizo fue en 1924

En el cross country participaron los mediofondistas que también tomaron parte de las pruebas de pista (1500, 3000 y obstáculos).

Durante las pruebas de esta semana se impuso el keniata Jackson Kavea Kuema con 11m12s, seguido por el etíope Berihu Aregawa con 11m13s y el ugandés Oscar Chelimo con 11m28s, quedando el brasileño Lucas Pinho Leite en el 37° puesto con 12m43s, reseño la Confederación Sudamericana de Atletismo (Consudatle) en su página web.

Kuema fue campeón de los 3.000 metros. De igual forma hubo medalla de plata para el etíope Aregawa y bronce para Chelimo (quien justamente había ganado la carrera en esa distancia).

En los 1.500 metros, la medalla de oro fue para Jean de Dieu Butoyi (Burundi), la de plata para Anass Essayi (Marruecos) y la de bronce para el etópe Melese Nberet.

Por su parte, en la rama femenina, el primer lugar se lo llevó la atleta Sarah Chelangat (Uganda) con 12m32s, escoltada por una agrupación keniata: Edinah Jebotok con 12m37s, Fancy Cherono con 12m51s y Mercy Chepkorir Kerarei con 12ms56.

Las representantes sudamericanas terminaron de la siguiente manera: 38a. Laura Acuña (Chile) con 14m37s, 41a. Leticia Almeida Belo (Brasil) 14m48s y 47a. María Ascanio (Venezuela) 15m10s.

Jebitok es la nueva campeona de los 1.500 metros, seguida por la australiana Hancok-Cameron y la etíope Hailu, mientras la chilena Laura Acuña se ubica 11a.

En los 3.000 metros, la campeona es Chelangat, escoltada por Mercy Chepkorir y Aberash Minsewo, con 16° puesto para la venezolana Ascanio.

Fancy Cherono se consagró campeona de los 2.000 metros con obstáculos.

Al cross country se le define como especialidad deportiva que se basa en carreras sobre senderos de tierra y montañosos, algunos con obstáculos.