El atleta representante de Reino Unido, Mo Farah, fue el primer atleta en cruzar la meta del Maratón de Chicago, en Estados Unidos.

Farah cronometró el Maratón de Chicago en 2:05:11 y estableció un nuevo récord para Europa en la distancia de 42 kilómetros.

El atleta lanzó su brazo derecho al aire cuando se acercó a la línea de meta y celebró encantado la victoria con su pose “mobot”.

“Fue increíble cruzar la línea de meta primero. “Esta es una maratón importante”, manifestó el representante de Gran Bretaña a la prensa.

Por su parte, el estadounidense Galen Rupp (excompañero de Farah del Nike Oregon Project ) y quien era uno de los favoritos para ganar la competencia, por haber alcanzado el primer lugar de este Major en 2017, llegó de quinto lugar, con 2:06:21, reseñó EFE.

El segundo lugar lo alcanzó Mosinet Geremew con 2:05:24 y de tercero arribó a la meta el japonés Suguru Osako.

En esta competencia Mo Farah volvió a aplicar la técnica de intervalos negativos, que consiste en correr la mitad de la carrera suave y la otra más dura

El británico cubrió el medio maratón en 63:06 y la segunda mitad en 62:05. Como es habitual, sobre todo en competencias de pistas, impuso su velocidad para acabar con la artillería de sus rivales.

Farah, de 35 años, fue tercero este año en el Maratón de Londres, detrás del keniano Eliud Kipchoge y del etíope Tola Shura Kitata y amenaza con extender su hegemonía, de la pista a las carreras de largas distancias. Fue campeón olímpico de 5.000 y 10.000 y triple campeón del mundo en ambas distancias, rebajó el mejor crono continental en la distancia de maratón, que poseía desde el 3 de diciembre pasado el noruego Sondre Nordstad Moen con 2h05:48.

Respecto a las ganadoras de la rama femenina, la keniana Brigid Kosgei, ganó con un tiempo de 2:18:35. El segundo lugar fue para Roza Dereje (2:21:18) y tercer lugar, Shure Demise (2:22:15).