Durante la aclimatación Kilian Jornet ascendió 2000 metros en menos de seis horas desde Campo Base ubicado en la cota 6400m.

Kilian Jornet se prepara para intentar de nuevo registrar el récord de ascenso y descenso del Everest sin ayuda, sin oxígeno extra ni paradas intermedias en 24 horas.

El ultra atleta ha concluido la expedición al Cho Oyu, la sexta montaña más alta del planeta, y ha puesto rumbo a la cima del mundo.

Con este ascenso al Everest pone fin al proyecto ‘Summits of my life’ (Cimas de mi vida), con el que Kilian ha viajado por todo el mundo intentando establecer récords de ascenso en las montañas más icónicas del planeta. Empezó en la cordillera del Mont Blanc en 2012 y desde entonces ha escalado montañas en Europa (Mont Blanc y Cervino), en América del Norte (Denali) y en América del Sur (Aconcagua). Ahora, para cerrar el proyecto, se plantea por segunda vez el ascenso al Everest después de que la expedición debiera posponerse en septiembre del 2016 debido a las malas condiciones meteorológicas.

Kilian Jornet se encuentra en el Everest en su intento de establecer en un nuevo récord de ascenso y descenso al techo del mundo, sin oxígeno extra ni paradas intermedias.

Igual que en la campaña anterior, el equipo de Summits of My Life intentará hacer cumbre por la vertiente norte del Everest. La cara norte es la más desconocida, puesto que la mayoría de expediciones comerciales lo hacen por la ladera sur. Jornet desconoce todavía la ruta que empleará en su intento de ascensión y dependerá de las condiciones meteorológicas del momento.

Kilian sabe que en el caso del Everest los puntos más importantes a tener en cuenta serán la altura y las condiciones meteorológicas: “Hay muchos factores que están en el aire y que dependerán de como me encuentre en altura y las condiciones que se den durante nuestra expedición. Será allí donde tomaremos las decisiones, pero sabiendo que queremos hacer como lo hemos hecho hasta ahora: ligeros y rápidos. Hay gente que se piensa que es un reto de locos, pero para mí la montaña es un espacio de libertad donde cada uno hace lo que cree que debe hacer. Yo busco ir ligero para poder moverme con rapidez. De esta manera, pasamos menos tiempo en altitud y nuestro cuerpo se fatiga menos, aunque somos conscientes que eso añade un punto de riesgo a la expedición. Sin embargo, poniendo todos los elementos en la balanza, esta es la manera que escogemos y la que intentaremos hacer de nuevo en el Everest”.

Our Everest, una campaña global.

Our Everest, una campaña global.

Durante la expedición se ha usado el hastag #OurEverest para seguir la evolución del reto. De esta manera se quiere unir a la comunidad de seguidores que han impulsado el proyecto desde el primer día y que han contribuido a hacer que el Everest sea hoy una realidad.

Kilian explicaba: “Hace cinco años que empezamos este reto juntos, y con los valores y nuestra manera de ir a la montaña hemos llegado hasta aquí. Aunque no sabemos qué pasará tengo claro que este no es mi Everest, sino nuestro Everest, de todos los que de alguna manera han aportado un grano de arena para que este proyecto sea una realidad”.

Fuente: Kilian Jornet Blog

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here