Juanjo López, Penyo, quiere convertirse en el primer amputado en completar la Transvulcania 2017.

Penyo, así le llaman, era rejoneador de profesión cuando sufrió una cornada de 25 centímetros en la cara interna del muslo izquierdo que le arrancó la arteria femoral desde la base del pie. En 2010, después de una larga hospitalización y una docena de operaciones quirúrgicas, los doctores le tuvieron que amputar la pierna izquierda por debajo de la rodilla.

Penyo, que se define como un luchador nato, se refugió en el deporte y quiso demostrar que una amputación no era un impedimento para cumplir sus retos y comenta que observa que en la sociedad hay mucho conformismo y recordó que de nada vale lamentarse o caer en una situación de depresión cuando alguien vive una situación como la suya.

“Siempre he practicado deporte, pero después de mi percance quería normalizar mi vida y conseguir que la gente viese que puedo hacer las mismas cosas que antes y que no me rindo”, señala.

Penyo
El español Juanjo López Penyo intentará en Transvulcania 2017 en el primer atleta amputado en completar el ultra.

Se dedicó al triatlón y entre sus logros destacan un campeonato de Europa de Ironman y una medalla de bronce en el Campeonato del Mundo de Triatlón de Larga Distancia. Además se convirtió en el primer español amputado de una pierna en correr un Maratón.   Y así fue de maratón a triatlón de media distancia, donde consiguió el  Campeonato de Europa de paratriatlón, después participó en el Titán Desert (pero una infección en su muñón lo obligo a retirarse), travesías a nado y ahora, el trail running. “Me apetece hacer Trail. Lurbel es uno de mis patrocinadores y entre los dos decidimos que había que correr un Ultra. Tras dos maratones de asfalto me encuentro muy bien y pensamos que llega la hora”, apuntó

Juan José Lopez Penyo
Juan José López, Penyo, una vida que inspira.

Penyo lanza un mensaje a todos lo que hayan pasado por su misma situación: “El ser humano se adapta y nuestra ventaja es eso. Podemos adaptarnos a lo que nos ocurra. Que no se vengan abajo ni pensando porqué les ha pasado eso. El tiempo está para ganarlo”. Palabra de ultrafondista.