Administrar la energía en una carrera es de vital importancia o es la clave para finalizar con éxito el recorrido para esto hay que saber tomar decisiones correctas en el momento preciso

La administración de la energía en una carrera de montaña es una labor de gestión, hay que saber tomar decisiones en momentos en donde no te puedes parar a estudiar las opciones que se te presentan.

Para ayudarte a administrar tu energía en cada carrera, para que evites parar y perder tiempo en carrera, o termines abandonando te mencionamos unos puntos que te pueden ser de mucha ayuda.

Contrólate en la salida

Sabemos que la adrenalina que sientes al inicio y el fervor del público hace que sea muy común salir a un ritmo muy superior al que deberías. Debes tratar no dejarte llevar por esa adrenalina y afina al máximo en tus primeras zancadas. Corre a tu ritmo, no al de los demás. Lo agradecerás con el paso de los kilómetros.

Estudia el perfil de la carrera

A veces en las carreras te enfocas más en lo que vas a correr y no en pensar como te vas a administrar para hacerlo. Analizando el perfil de una prueba puedes ya hacerte una idea de en qué partes vas a apretar más el paso, qué tramos vas a ir corriendo y cuáles vas a optar por trotar.

Calcula la energía que vas a ir gastando en cada tramo y dosifica tu depósito. La clave es calcular cuánta energía puedes permitirte gastar en cada tramo.

Descubre que El ácido láctico no es el enemigo

Optimiza el esfuerzo en las subidas

Cuando te enfrentes a cuestas prolongadas con cierta inclinación, considera si es más rentable subir caminando a buen paso o corriendo a paso lento. La diferencia de tiempo entre ambas opciones no es tanto, pero el desgaste sí puede ser enorme en proporción al tiempo ganado por ir corriendo.

Adapta la Zancada

Una zancada de ser pasos cortos, rápidos y precisos, esta técnica la puedes usar cuando encaras una cuesta con mucho desnivel pero corta. Es fácil, acorta la longitud de zancada y aumentar tu frecuencia.

Aprovecha los tramos técnicos y cortos

Ciertos lugares en las montaña como barrancos llenos de rocas te obligan a multiplicar la atención y mirar más al suelo. Si el desnivel en estas zonas te lo permite, prueba en acelerar el paso para pasar por este tramo con ventaja. Aunque darás un poco más de corazón, estarás ahorrando energía muscular ya que el desnivel esta a tu favor, también puedes aprovechar los falsos planos y rectas que tenga la carrera aumentando tu ritmo.