Los falsos titulares políticos han engañado a muchos en la era de las redes sociales y los “hechos alternativos” no se limitan a temas políticos. Cualquier blogger o influenciador puede publicar, tuitear, o tomar consejos de entrenamiento que parezcan confiables, pero ¿es así? “Puedes compartir cualquier información basura y conseguir que se perpetúe”, dice Janet Hamilton, un fisiólogo y entrenador de ejercicio con sede en Atlanta.

Mientras que las imprecisiones se propagan más rápido que nunca, también puedes utilizar el Internet para vetar tus fuentes. “Toma este paso adicional y pregúntale a tu fuente, ‘Ok, ¿de dónde viene eso?'”, Dice Ryan Warrenburg, entrenador en jefe de ZAP Fitness Coaching en Carolina del Norte. “Eso también es más fácil de lo que ha sido en el pasado.”

Ser un consumidor exigente de información de running en línea puede prevenir estancamiento, sobreentrenamiento y lesiones. En este artículo, los expertos Hamilton y Warrenburg, establecen la verdad acerca de cuatro tendencias de entrenamiento erróneas alimentadas por las redes sociales.

Running
Créditos Zohar Lazar.

CORRER CUALQUIER CARRERA

Las publicaciones de Instagram con el kilometraje y el tiempo hecho de seguro lucen mejor con un tiempo super bajo. Sin embargo, sin días de recuperación, tu cuerpo nunca tendrá oportunidad de asimilar adecuadamente los entrenamientos difíciles, dice Warrenburg. Además, los esfuerzos de ritmo relajado construyen las mitocondrias, que son orgánulos diminutos en los músculos que procesan la grasa y la glucosa, convirtiéndola en energía que necesitas para correr, señala Hamilton. También fortalecen los tendones, los huesos y las fibras de contracción lenta, el tipo de músculo que te lleva más allá de los sprints cortos.

En su lugar, limita el correr duro a uno o dos días a la semana (contando con que los kilómetros más difíciles estén alrededor del 7% de tu total semanal, dice Hamilton). En otras carreras, deberías poder hablar en frases completas con tus compañeros de carrera, dice Warrenburg. Y si la presión de ir en público te tienta a subir el ritmo, deja el reloj en casa o cierra la aplicación de entrenamiento en esos días.

INSCRIBIRSE EN CADA CARRERA

Los bloggers y otros influyencers a menudo reciben entradas de carreras gratis a cambio de promoción, lo que explica su frecuente participación. Pero añadir cada año un poco mas de maratones y medias maratones, pone suficiente estrés en tu cuerpo y aumenta el riesgo de lesiones, dice Warrenburg. Y para hacer lo mejor, necesitas tiempo para construir kilometraje y luego recuperarte después de todo el trabajo hecho, advierte Hamilton.

En cambio, si te estás planteando mejorar tu tiempo, deberías considerar reducir a dos tus maratones por año con cuatro a cinco meses en el medio, dice Warrenburg. Los corredores más nuevos deben detenerse en tres media maratones por año, mientras que aquellos con más experiencia podrían hacer hasta cuatro, dice Hamilton. La mayoría de los corredores pueden hacer carreras más cortas con más frecuencia -un 10K cada ocho semanas o un 5K cada seis semanas. Puedes hacerlos con mas frecuencia si los utilizas como entrenamientos, dice Warrenburg. Pero esa estrategia no funcionará si no puedes mantener el control cuando te pones el dorsal.

Running selfies
Créditos Zohar Lazar.

SELFIES E INSTANTÁNEAS A MITAD DE CARRERA

Postear selfies mientras haces carreras suaves de seguro te ayudará a mantenerte en contacto, y hasta incrementar, tu comunidad de corredores, dice Hamilton. Pero detenerse durante un entrenamiento de tempo, ritmo de carrera o en los largos, puede interferir con los resultados esperados. “El propósito del entrenamiento es mantener la intensidad durante un período prolongado de tiempo”, dice Warrenburg. “Si estás parándote en el medio del entrenamiento, cambiarás la dinámica.” Hay ciertas normas de etiqueta y seguridad al correr: Pisar los frenos de golpe para tomarte un selfie con los que están detrás de ti, va a causar cuando menos un amontonamiento.

En su lugar, considera documentar el entrenamiento en los días fáciles, comprueba que “la costa” está despejada antes de pararte de golpe y pide permiso a los otros antes de publicar una instantánea de grupo. “Al igual que en el tráfico, tienes que respetar a la gente que te rodea”, dice Hamilton.

GANAR AL TEAM EN LOS ENTRENAMIENTOS

November Project el lunes. Una sesión de pista en grupo el martes. Clase de spinning el miércoles. Un horario completo garantiza un Instagram lleno de fotos #Teamgoals. Pero si sigues así, pronto estarás publicando actualizaciones desde la oficina del fisioterapeuta. Los entrenamientos de alta intensidad, incluso si involucran un mínimo o nada de running, no cuentan como fácil, y aumenta tu riesgo de lesiones y enfermedades, dice Hamilton.

En su lugar, utiliza el poder de motivación de los grupos de manera estratégica. Para cosas como entrenamientos de pista, elige amigos cercanos a tu nivel de condición física, y termina sentiendote cansado pero no totalmente gastado, aconseja Warrenburg.

Alterna días de entrenamiento duro de todo tipo con días fáciles o de descanso, dice Hamilton. Warrenburg señala que el entrenamiento cruzado de alta intensidad puede reemplazar carreras difíciles en temporada baja, pero en las últimas ocho a 12 semanas antes de un evento para el que se entrena, hay que focalizarse en entrenamientos duros dirigidos a la distancia en la que planeas competir.

Por Cindy Kuzma`
Vía runnersworld.com
Artículo original publicado en inglés el 03/04/2017.
Enlace a la nota original aquí
Traducción José Pérez para lafraguaRUN

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here