Las fiestas de Navidad son sinónimo de excesos. Nos encontramos ante los compromisos típicos de estas fiestas, comilonas de familia, de empresa, de compañeros de clase, de amigos, incluso con los colegas del gimnasio, y bebemos y comemos más de lo habitual, incluso alimentos a los que no estamos acostumbrados.

En navidad nuestra rutina de entrenamiento también se resiente, pues las excusas son más fáciles de encontrar ya que los días son mucho más cortos, la temperatura más bajas, el clima tampoco ayuda.

Para evitar ser de aquellos que a principio de año llenan el gimnasio con retos para contrarrestar los efectos de los excesos de la Navidad, es importante que encuentres el equilibrio entre las comidas y estilo de vida saludable, y para ello:

Tienes que ser comedido, no hay comidas prohibidas, simplemente controla la cantidad de alimentos.

En tu dieta intenta mantener una relación adecuada entre hidratos de carbono y proteínas, sin olvidarnos de la fruta, la verdura y las grasas de origen natural.

No dejes de entrenar y se constante, intenta mantener la rutina o incluso auméntala ligeramente en las semanas que cometes excesos.

Prioriza el entrenamiento, si lo haces por la mañana, después tienes el día libre y evitarás el comentario…..”no importa si es Navidad”

Plantea un tiempo de entrenamiento realista, por ejemplo 20-25 minutos, ya que si planeas muchos más, es posible que no lo tengas.

Realiza un entrenamiento de fuerza para mantener tu masa muscular. No todo es grasa, por lo tanto no sólo tienes que hacer cardio, con las pesas quemarás muchas calorías.

Los objetivos que establezcas deberán ser realistas. Por ejemplo piensa en hacer 20-30 minutos de algún entrenamiento, si planeas mucho tiempo puedes no tenerlo y por lo tanto no cumplirlo.

Entrena con un amigo, una conversación con un compañero mientras entrenamos hace que nuestra motivación no caiga y que nuestra sensación de cansancio sea menor.

entrena en navidad
Hay un montón de eventos festivos de carreras de ambiente familiar en la mayoría de los países, ínscribe a toda la familia ​​para practicar una actividad grupal tremendamente divertida y muy sana.

El ejercicio físico evitará que experimentemos un agotamiento a causa de los excesos y disminuirá el estrés. Asimismo, nos ayudará a cuidarnos con las comidas, a sentirnos mejor anímicamente y a no acarrear kilos de más a causa de un balance calórico positivo.

Artículo original de MyFitbody