Confirmado en esta edición del Campeonato del Mundo IRONMAN 70.3 el alemán Sebastian Kienle ha tomado la decisión que todos los aficionados estában esperando, y que no es otra que su participación, a disputar el próximo 8 de septiembre en la localidad francesa de Niza.

En este Campeonato del Mundo IRONMAN 70.3 tomará salida por primera vez Patrick Lange.

«Ver la carrera del año pasado, en Sudáfrica, me motivó muchísimo» escribía ayer Sebastiab Kienle. «Pero también me di cuenta de que no habría tenido ninguna posibilidad allí», en referencia al espectáculo dado por Jan Frodeno, a la postre ganador, Alistair Brownlee y Javier Gómez Noya.

Un circuito que le es favorable

Hace unos días Sebastian pudo comprobar sobre el terreno si Niza el duro trazado que se encontrarán dentro de un mes los triatletas. «A mí me viene bien», reconoce, ante los casi 1.400 metros de desnivel acumulado durante sus 90 kilómetros de segmento ciclista que cuentan con el ascenso a Col de Vence, con nueve kilómetros al 6’6%, como mayor reto.

«Vas a tener que echarle pelotas a ese descenso», le ha respondido Cameron Wurf en Instagram. Con más de treinta kilómetros de descenso hasta la costa azul, la capacidad de los triatletas para asumir riesgos durante la bajada será determinante en el devenir de la carrera.

Precisamente este complicado segmento ciclista ha sido el que ha provocado que Jan Frodeno no trate de defender título. «Es muy exigente, y solo los ciclistas con perfil escalador tienen oportunidad de ganar», comentó en su momento. Además, reconoció que tendría que cambiar el entrenamiento y el peso. «Y esto no sería óptimo para Hawaii»

Lee sobre: Esto fue lo que dejó el IRONMAN 70.3 de Costa Rica 2019

Los rivales de alto nivel

Sin embargo, pese a la baja de Jan Frodeno, Kienle se encontrará con grandes nombres en tierras francesas. «Después de ver cómo ha evolucionado la lesión del talón de Aquiles, tengo confianzas renovadas en mi forma de correr, aunque no sé si seré capaz de competir con gente del nivel de Alistair o Javi».

Curiosamente, no ha incluido entre los favoritos a su compatriota Patrick Lange, que tomará la salida en un Campeonato del Mundo de IRONMAN 70.3 por primera vez. ¿Será por la incógnita de saber su rendimiento en media distancia, o por la poca afinidad que hay entre ambos?

Pero en esa terna no acaba el amplio elenco de favoritos: Bart Aernouts, Fernando Alarza, Kristian Blummenfelt, Ben Kanoute o Andreas Dreitz tratarán de dar la sorpresa en una prueba que puede ser muy distinta a ediciones anteriores.