Nada te animará tanto en un día de poca apetencia deportiva, como tu peludo meneando el rabo deseando correr contigo

Correr con tu perro puede proporcionarte muchos beneficios. Los canes son animales que por naturaleza corren, así que nunca te pondrán excusas y, sobre todo, se divertirán. Salir a correr con tu peludito puede resultar muy divertido y beneficioso no solo para ti. Además de brindarte compañía y servirte como motivador para que cumplas tu rutina todos los días (esto claro, una vez que se acostumbre); lo ayudarás a él para combatir la ansiedad que, sin duda, a todas las mascotas debe producirles estar todo el día en  “cuatro paredes” y combatir el sedentarismo. Sin duda, también les permitirá afianzar sus lazos.

Resultado de imagen para running con perros
Los perros son corredores por naturaleza. Ellos no se obsesionan por las calorías o los kilómetros recorridos, lo hacen porque sí. Porque disfrutan. Además no les da pereza y no buscan excusas para saltarse el entrenamiento.

Sin embargo, debes recordar que tu perro no es un ser humano y que tendrás que poner atención del esfuerzo físico que lo obligarás a realizar. ¡Hidratarlo a él también es clave! Es muy frecuente ver personas que salen con sus mascotas y no le dan ni un sorbo de agua, entonces los pobres animales jadeando y salivando  por el agotamiento.

Ahora, algunos consejos para comenzar a correr con tu perro:

Aunque parezca de lógica, lo primero que debes hacer es consultar a un veterinario, para que evalúe el estado de salud de tu amigo de cuatro patas; tal como si se tratase de una persona que está iniciándose en el mundo del running.

correr con tu perro llevalo al veterinario
Las visitas al veterinario son vitales para la salud de nuestros amigos caninos y nos permitirán establecer un seguimiento clave para su bienestar.

Sé paciente y espera a que tenga la edad ideal: Por lo general se recomienda sacarlo a correr una vez cumplido el año (cuando sea casi adulto), pues es en ese momento cuando aproximadamente el perro desarrolla sus músculos y articulaciones. Entrenar antes a tu perro puede ser perjudicial.
No todas las razas de perro son buenas para correr: Los perros pequeños no suelen ser aconsejables, pues sus patas cortas les impide correr por largas distancias y, además, suelen tener problemas respiratorios. A la hora de correr, se recomiendan los perros de hocico alargado y un tamaño considerable.

Resultado de imagen para razas perro pequeños
Los perros pequeños y chatos no suelen ser aconsejables para correr. Los pequeños por sus patas cortas que impiden que puedan correr durante largos recorridos. Y los chatos porque suelen tener problemas respiratorios.

Cuida su alimentación: al igual que sucede con las personas, lo más recomendable es no darles de comer una hora antes y una hora después de cada sesión. De lo contrario, podría ocasionarles problemas gástricos o hinchazón en el estómago.
No le des agua al instante: Si bien es importante que le des agua a tu perro luego de realizar ejercicio, no debes hacerlo inmediatamente, pues puede ocasionar que se ahogue. También puedes echarle agua en el rostro y el cuerpo para que se refresque.

Resultado de imagen para perro tomar agua
La hidratación es importante pero no puede llevarse a cabo de cualquier forma. En general debemos esperar a que el animal se tranquilice antes de ofrecerle comida y/o bebida.

Evita correr con altas temperaturas: ellos no sudan como nosotros y no resisten tanto el calor, pudiéndole provocar hasta la muerte.
Ve poco a poco: no puedes hacerlo correr largas distancia de una vez. Al igual que tú, el perro necesita ir adaptándose e incrementar poco a poco los recorridos.
No olvides que correr nunca ha de sustituir sus paseos diarios: lo recomendable es sacarlo al menos 2 veces durante el día para hacer sus necesidades.

Resultado de imagen para running con perros
Según un reciente estudio de la Universidad de Michigan, las personas que salen a correr o simplemente a caminar con sus perros tienen un 34% más de probabilidades de abandonar la vida sedentaria y practicar más de 150 minutos de actividad física a la semana que la gente con otros animales o ninguno.

Correa especial: debe ser flexible y sujeta a nuestra cintura. Se trata de una diferente que la que usas para sacarlo de paseo y que te permitirá correr con las manos libres, de forma más natural y cómoda también para tu perro, quien no irá de aquí para allá con tus tirones; además hará más seguro el entrenamiento. Estas correas son excelentes porque no limitan los movimientos de tu perro y tiene una longitud de alrededor de dos metros, suficiente para darle espacio para moverse; y en nuestra cintura, tendremos un cinturón ancho y acolchado que nos evitará rozaduras.
Ten paciencia: debes enseñar a tu perro a mantenerse a uno de los lados de tu cuerpo y que no debe cruzarse, para ello requerirás ser paciente y corregirlo cada vez que lo intente. Al comienzo serás tú quien deba prestar atención de por dónde van.

Te puede interesar: Cuando el tamaño sí importa

No olvides llevar contigo una bolsa por si le dan ganas de ir al baño. Demuestra que eres un buen ciudadano.
Disfruta al máximo: sal a correr pero haz que sea divertido y que no se convierta en una actividad monótona. Puedes también llevar algún juguete para tu amigo peludo, como una pelota o su peluche preferido.

 

Resultado de imagen para correr perro pelota
Un perro puede hacer más por nosotros que una cinta de correr

Ellos también necesitan calentar: Si luego de un tiempo tu perro ya está preparado para participar en una carrera, es importante que antes de la partida, realice un calentamiento previo. Puedes apoyarlo con juegos o una caminata para que active los músculos. Una vez completada, puedes recompensarlo por el esfuerzo y permitirle tomar una buena siesta para que recargue energías.
En los perrotones, no olvides que el ritmo lo marca él y es quien debe ir adelante: Si se quedó atrás, significa que está cansado y que no puede alcanzarte y es mejor parar.

Resultado de imagen para running con perros
No salgas a correr cuando haga mucho calor. Los perros no sudan como las personas y no resisten tanto al calor. Si se exponen a altas temperaturas podrían causar hasta su muerte.

Si aún no termina de convencerte, te interesara saber que según un estudio de la Universidad de Michigan, Estados Unidos, las personas que salen a correr o, simplemente a caminar con sus perros, tiene un 34% más de probabilidades de salir de la vida sedentaria y practicar más de 150 minutos de actividad física a la semana.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here