Para evitar lesiones, para ser más económico, para ir más deprisa:  Técnica.

¡No demos la espalda al cómo corremos!

Para que un runner tenga un buen desempeño debe de dominar algunas técnicas de carrera que a continuación te presentaremos:

Para correr más rápido dar zancadas más largas no siempre es la mejor opción, a menudo cometemos el error de alargar el paso, dando zancadas lentas y demasiado largas, cuando deberíamos hacer justo lo contrario, acelerar el ritmo y dar pasos más cortos.

Una técnica que no falla es mantener el ritmo en torno a las 180 zancadas por minuto. Este ritmo de carrera es el ideal para los sistemas locomotores (evitando estrés articular y lesiones) y cardiovasculares, reduciendo el esfuerzo e incrementando la velocidad de carrera sin un aumento significativo del ritmo respiratorio.

Postura de carrera

Durante la carrera la cabeza debe estar erguida fijando la mirada a más de 10 metros por delante, siempre alineada con el cuerpo, pero para optimizar la carrera el cuerpo debe dejarse caer ligeramente hacia adelante para aprovechar la fuerza de la gravedad. Mirada al frente, al horizonte.

También te puedes enterar de: Tipo de pisada ¿Pie Pronador, Supinador o Neutro?

Los brazos deben balancearse suavemente de forma simétrica y natural al compás del movimiento para equilibrar la zancada, echando los codos hacia atrás y flexionándolos en un ángulo de unos 90 grados. Las manos semicerradas, relajadas y con los pulgares hacia arriba. Hombros relajados, sin subirlos hacia arriba. Codos pegados al cuerpo. Cuando la pierna izquierda va hacia delante, el brazo derecho también lo hace (y viceversa).

En cada zancada la parte media del pie (cerca del arco y el tarso) debe golpear el suelo en la vertical de la cadera, de forma que el peso, en el momento de contacto se alinee con la columna vertebral, reduciendo el impacto sobre la zona lumbar, lo que previene lesiones por fracturas de estrés, tendinitis y esguinces. Impacto con la parte media o delantera del pie. Aterrizar casi debajo del cuerpo. Levantar las rodillas pero sin saltar.

Respiración en la carrera

Debemos concentrarnos en realizar respiraciones largas y profundas. Controlando cada respiración desde el diafragma, como si fuera la última, es decir, inhalando la mayor cantidad de oxígeno y exhalando todo el dióxido de carbono que sea posible.El ritmo de respiración debe ser cómodo y natural.

Entrenamiento de fuerza para corredores

Mediante los ejercicios de fuerza se mejora la musculatura y el tejido conectivo y se evitan lesiones.

La técnica de carrera puede ayudar a saber si alguien va más rápido o más lento. Y esto es así porque existen dos técnicas de carrera bien diferentes: La circular para correr rápido y la pendular para no ir tan rápido. Algunos corredores han conseguido velocidades muy altas con la segunda técnica, pero no es lo común.

Técnica Circular

Se caracteriza por un movimiento más o menos circular  que describe el tobillo o el pie mientras este se encuentra en el aire.

Técnica pendular

Adopta la característica que el propio nombre dice: El pie y todo el miembro inferior trabajan como un péndulo. Cuando el pie se encuentra en el aire, la rodilla casi ni se flexiona y el pie vuelve al inicio del paso cercano a los mismos puntos que pasó cuando estaba en contacto con el suelo.