¿Podría la experiencia poner a los triatletas mayores en el podio por delante de sus contrapartes más jóvenes?

En el triatlón contrariamente a otros deportes que suponen que la condición física disminuye a medida que envejecemos, se puede mejorar con la edad.

Un reciente estudio español publicado en el Journal of Human Sport and Exercise analizó las actuaciones de los triatletas masculinos de nivel internacional y descubrió que, en muchos casos, los élites más antiguos eran más rápidos. Los investigadores también notaron que en los Juegos Olímpicos de Atenas y Beijing, la edad promedio de los primeros 10 finalistas fue mayor que en otros eventos fuera de los Juegos. Esto podría significar que la experiencia puede ayudar a los atletas a superar, superar y superar a Padre Tiempo.

Entre los estudios de deporte único, un estudio francés mostró que la edad máxima para los récords mundiales en atletismo es de 26, mientras que es de solo 21 para la natación. Otra investigación publicada en el International Journal of Sports Medicine encontró que la disminución relacionada con la edad era menos evidente en el ciclismo que en la natación y la carrera.

Además, el estudio español demostró que, para los triatletas de élite y profesionales, la edad máxima puede ser mayor que en los deportes de resistencia individual. De hecho, notaron que en la carrera de la Serie de Campeonatos Mundiales 2009 de Yokohama, la edad óptima de rendimiento era 29,94; en la carrera Tongyeong 2009 World Championship Series, fue 31.85.

A pesar de que la edad trae consigo una pérdida de masa muscular, densidad ósea y capacidad aeróbica máxima, también aporta experiencia, que puede desempeñar un papel más importante en el triatlón que en otros deportes. Considere el hecho de que los triatletas generalmente no retoman el deporte hasta más adelante en la vida, y que los triatletas necesitan dominar no una sola disciplina, sino tres.

“A medida que adquiere experiencia, aprende desde una perspectiva de capacitación qué funciona y qué no”, dice Matthew Vukovich, Ph.D., jefe del departamento de Nutrición Humana y Desempeño en la Universidad Estatal de Dakota del Sur. “Todo, desde el entrenamiento hasta la técnica y la estrategia de carrera, se aprende con el tiempo”. Quizás la mejor noticia es que una vez que un triatleta alcanza ese nivel óptimo de rendimiento, a menudo puede permanecer allí por un tiempo. Vukovich apunta a un amplio cuerpo de investigación que muestra los efectos del ejercicio de resistencia que desafían la edad, citando todo desde beneficios cardiovasculares y una mejor densidad ósea hasta el mantenimiento de fibras de contracción rápida que típicamente desaparecen a medida que envejecemos.

Ya sea que estés compitiendo con el reloj o el calendario, en el triatlón, el podio no discrimina cuando se trata de la edad.

Para los atletas más jóvenes que buscan alcanzar ese pico más temprano que tarde, se puede aplicar la “regla de las 10,000 horas” del autor Malcolm Gladwell. Establece que uno debe participar en una actividad durante al menos 10.000 horas antes de dominar esa tarea específica. Si bien hay mucho debate con respecto a la validez de la regla, más tiempo invertido en todo, desde la técnica hasta la estrategia de carrera, puede llegar a llevar a un atleta a ese punto máximo más rápidamente.

Te puede interesar leer: Deporte después de los 60, ¿Locura o Salud?

La vida deportiva de los triatletas no acaba cuando se abandona la alta competición. Es más, hay muchos deportistas que descubren el triatlón a partir de los 40 años. Éstos ya no van a acudir a unos Juegos Olímpicos pero también pertenecen de pleno derecho a la gran familia del triatlón. La edad está en la cabeza y aquellos que se sienten jóvenes, seguirán siéndolo siempre, solo hay que adaptar entrenamientos y seguir disfrutando como cuando tenias 20 años menos.

En la fotografía destacada: Lew Hollander con 88 años de edad, poseedor del récord mundial del competidor más longevo en cruzar la meta de un Ironman.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here