Según la Organización Mundial de la Salud, la anemia es una enfermedad de la sangre que afecta al 24,8% de la población mundial. Esto equivale a 1.600 millones de personas en todo el mundo que padecen anemia

Por un tiempo se creyó que la anemia en deportistas era mucho más probable que en otras personas. Pero la American Society of Hematology, publicó un informe donde señala que la incidencia en el deportista no es mayor a la del resto de la población.

¿Por qué aparece la anemia?

Este trastorno aparece debido a que hay menor concentración de hemoglobina, lo que significa que hay una menor presencia de glóbulos rojos. Esto da como resultado un deficiente transporte de oxígeno. Aun cuando existen varios tipos de anemia las más comunes o frecuentes son la ferropénica y la hemolítica.

Entrenamiento: Sentadilla isométrica: El mejor ejercicio para tener unos cuádriceps de acero

Causa de la aparición de la anemia

Ferropénica

Para este tipo, la causa de la disminución de los glóbulos rojos se debe por la falta de hierro. Aunque también se puede dar por la falta de otros nutrientes. Esto podría definirse como una mala absorción de nutrientes o microhemorragias. La celiaquía; el síndrome del colon irritable; los problemas nutricionales o hábitos nutricionales, pueden ser causa de anemia en ocasiones.

Hemolítica

Esta se puede dar por enfermedades autoinmunes o por tipo un tipo de componente genético o una infección. Este tipo se trata de, una forma más seria de anemia y puede ser más grave que el tipo anterior.

Como prevenir la aparición de la anemia si eres deportista

Como deportista debes buscar de compensar la pérdida de hierro por causa del ejercicio, y de esta manera prevenir la anemia ferropénica.

Según la investigación de la Revista Española de Nutrición Humana y Dietética, se recomienda asegurar una ingesta de 60 y 65% de carbohidratos, 1,4 g de proteína al día como mínimo y de 20-40 mg de hierro.

Anemia en el deporte
Foto de Elikaesport

Un consumo diario de 30 a 90 gr de carne, hígado, pescado azul puede aumentar la absorción hasta un 15%.

Consumir alimentos ricos en vitamina C

La vitamina C es excelente para ayudar a la absorción de hierro, incluyéndola en la dieta diaria aseguras hasta un 8%. Por esta razón se recomienda el consumo de cítricos como el limón, el kiwi, la guayaba, el pimiento rojo, el brócoli o la papa.

Te puede interesar: Calambres musculares: Causas, tratamiento y cómo prevenirlos

También debes cerciorarte de obtener suficiente B12, esto debe cumplirse mayormente en las personas que tienen una dieta vegana o vegetariana.

Qué hacer si ya has desarrollado la anemia

Siempre lo más sensato es acudir al médico y que este te indique que pasos seguir, casi siempre recetan incluir hierro antes de cada comida, acompañado de bebidas ricas en vitamina C. Haciendo un inciso en el primer comentario, esto solo lo debe recetar un especialista.